Shopping Cart 0 items - $0.00 0

(Lima) Los derechos de la naturaleza nuevamente en la palestra

La mañana del 5 de diciembre se inauguró el Tribunal Internacional por los Derechos de la Naturaleza, en el marco de la celebración de la Vigésima Conferencia de las partes (COP) celebrada en Lima.

El tribunal, conformado por 14 representantes nacionales e internacionales sometió a juicio 12 casos de destrucción y violación de los derechos de la naturaleza y de la declaración universal de los derechos de la madre tierra. Entre los temas más emblemáticos destaca el proceso de criminalización de la protesta social al que fueron sometidas “las guardianas de la laguna” (Cajamarca-Perù) por la empresa minera Conga.

También, se tratarán los temas de la construcción de represa hidroeléctrica “Belorizonte” en Brasil, el fracking hidráulico en Bolivia, los impactos de los proyectos REDD en Costa Rica y juicio a la empresa petrolera BP por derrame petrolero en el golfo del México.

Declaración del encuentro de mujeres frente al extractivismo y al Cambio Climático

“Es cuando hay grandes amenazas a la vida, cuando la vida misma está en juego,caratulasaramanta
que las mujeres que parecían marginadas se levantan con todas sus fuerzas,
con todo su compromiso, toda su resistencia, con toda su energía,

es lo que ahora esta ocurriendo con las hijas del maíz, con las hijas de la tierra»

Vandana Shiva
http://www.saramanta.org/?p=662

Las mujeres que luchan también participan en esta caravana que va a la COP20 en Lima

especiales.elcomercio.com/2014/10/fotogaleria-amazonas/

CONDOLENCIA

10421476_281889255341297_2703685952984907871_nLas mujeres agrupadas en Saramanta Warmikuna nos sentimos conmocionadas por el trágico accidente aéreo el día  1 de Octubre, en la Comunidad de Sarayaku, que provocó la pérdida de Toribio Tapuy, curaca de la comuna La Victoria, de Martiza Aranda y Juan Carlos Gualinga, miembros de la organización comunitaria de Yanayaku, así como del piloto Franklin González y el fotógrafo de El Universo Paúl Navarrete.

Sus muertes se dieron luego de cumplir con una misión de solidaridad con el Pueblo de Sarayaku, en la cual aportaron con generosidad a la unidad de los pueblos y a sus luchas en defensa de los derechos territoriales. Nos dejan como legado seguir sus pasos y honrar su memoria tejiendo hermandad en nombre de la vida.